Sofocos en menopausia y como aliviarlos
Menopausia,Síntomas-Efectos

Sofocos en menopausia

Hoy vamos a hablar de uno de los síntomas más común en menopausia, Los sofocos.

Es curioso, con todo lo que llevo escrito y la de veces que os he hablado de los sofocos en otros artículos y por las redes, no tenga un artículo dedicado exclusivamente a los sofocos.

Casi todas las mujeres (excepto ese 25% que ya sabemos no sienten nada en menopausia) tienen sofocos, los cuales afectan a su día a día en ocasiones de manera considerable.

De veras que por mucho que se hable del sofoco, de los calores, del ardor, del fuego, que nos entra, la persona que no lo ha pasado es imposible, imposible, que lo pueda llegar a entender.

Sí, te puedes hacer una idea, pero no entenderás por qué esa mujer en pleno invierno está en camisa o manga corta o con un abanico en la mano Abanico, calor | Smiley, Grappige gezichten, Emoticon

 

¿Qué son y cómo afectan?

Los sofocos, como casi todo en la menopausia, viene provocado por la bajada de estrógeno y progesterona.

Es una sensación repentina de mucho calor, a veces muy intensa y que suele enrojecer el rostro, cuello y escote.

Sudoración en partes concretas (a mí, en el bigote y “canalillo” del pecho 😊)

Te entra a veces una sensación de ahogo que no sabes qué hacer, tienes que salir de donde estés hacia un lugar fresco, al aire libre, sin gente…

Suele subir la temperatura corporal 1 o 2 grados (en mi caso por ejemplo mi temperatura basal subió en menopausia y así se ha quedado, ahora casi nunca tengo frío y necesito ese frescor que te hace respirar en muchas ocasiones)

Se suelen sentir varias veces en el día en las etapas más intensas, aunque suelen aparecer más en la noche.

Puede durar entre 30 segundos a 10 minutos y normalmente le suele seguir una sensación de escalofrío.

 

¿Y cuántos años los podemos tener?

Pues esta pregunta no se puede responder con exactitud, como casi todos los síntomas de menopausia, cada mujer lo puede experimentar de formas distintas.

Por norma general pueden durar en torno a 10 años, pero como comento, cada mujer es única, por lo que habrá mujeres que le duren por ejemplo 2 años y otras que a los 70 años pueden tener sofocos puntuales.

Lo importante es que si ves comienza a afectarte de manera considerable, sobre todo en la noche, esas sudoraciones nocturnas que no te dejan dormir, debes saber que hoy en día hay muchos remedios para minimizar los sofocos y debes poner remedios.

También afecta mucho en las relaciones íntimas y poco se habla de ello, no hay nada peor que te dé un sofoco en ese momento, porque lo que quieres es quitarte de encima todo, todo, todo, 😅😂

No lo sufras en silencio y ponle medios.

Hoy en día la terapia hormonal sustitutiva ayuda a controlar los síntomas de la menopausia, en este caso concreto, es muy efectivo en los sofocos (ya sabéis que a mí me cambió la vida cuando comencé a tomarlos, ya que hubo 3 años que estuve con síntomas sin tomar nada y fue horrible. Pero es mi experiencia, no tiene por qué ser la tuya).

Como siempre en estos casos, debe ser un especialista el que te asesore, tanto para el tratamiento hormonal, como para remedios naturales, pues, aunque hay muchos productos naturales que se pueden tomar libremente, siempre hay que consultar para evitar posibles contraindicaciones, intolerancias, alergias, etc…

Por comentar algunos remedios naturales, pero que insisto no tienen por qué ser para ti los correctos (yo probé por ejemplo la soja y no me fue bien), no te estoy recomendando o aconsejando, te estoy informando según estudios concretos, ya sabes que uno de mis referentes es la AEEM, te indico a continuación algunos:

  • Semillas de lino
  • Maca
  • Las flores de tilo
  • El regaliz seco
  • Aceite de Onagra
  • Lúpulo
  • La hierba black cohosh
  • El trébol rojo
  • Cimicífuga
  • La planta Vitex Agnus Castus
  • La soja

Alimentos que pueden ayudar:

La yema de huevo, el brócoli, el pescado, los moluscos, el pollo, hígado y riñones, la levadura, la leche, el yogur, los champiñones, el aguacate, el kiwi, la piña, el mango, la papaya, los pimientos verdes, el tomate, verduras verdes…

Recomendaciones:

Bueno, a ver, a mí esto de las recomendaciones ya sabéis que no me gusta mucho, porque cada una debemos adaptarnos a nuestro día a día y necesidades, pero como recomendaciones genéricas que sirven para casi todo, pues:

  • Viste con prendas que transpiren bien, por capas, como se suele decir prendas cebolla, que te puedas ir quitando una a una hasta llegar a la temperatura necesaria. Yo ya no puedo utilizar chalecos de cuello alto gruesos ni en pleno invierno.
  • Lleva siempre un abanico en el bolso, no sabes los momentos que te van a salvar de tener que salir corriendo de más de un sitio.
  • Duerme con prendas suaves porque te vas a tapar y destapar más de una vez en la noche.
  • Ventilación y temperatura adecuada en la habitación.
  • Evita tomar bebidas muy calientes, picantes, comidas copiosas, alimentos con mucha grasa, ojo con la sal…
  • Llevar una dieta sana, hacer deporte y beber mucha agua.

Está demostrado que no beber alcohol, no fumar, llevar una dieta saludable y hacer ejercicio regular de forma moderada, ayuda a paliar muchos de los síntomas en menopausia.

¿Y a ti? ¿Te dan sofocos? ¿Quieres contarnos tu experiencia?

“Yo no voy sin mi abanico a ningún lado”

También puede ayudarte...

Si necesitas comentar, puedes hacerlo por aquí para compartirlo con todos.